Durante un fanmeeting, Mark contó lo difícil que ha sido vivir tan lejos de su familia y, emocionado, comenzó a llorar.  Sus fans le animaban al grito de «No llores«, o «Mark, fighting«. Sus compañeros de GOT7 también fueron a animarle.

Jackson dijo que su familia estaba en este momento con él, refiriéndose a que GOT7 y sus fans son su familia.

JB también añadió: «Estoy yo, tú nos tienes a nosotros«. Es entonces cuando Mark, emocionado por el apoyo de sus compañeros, comenzó a llorar.

Os dejamos el vídeo en el que se puede apreciar este emotivo momento: