El 31 de julio y tras celebrarse el juicio final por el caso de la marihuana, han informado que la Agencia de Policía Metropolitana de Seúl realizó recientemente una reunión para determinar si T.O.P estaba en condiciones de volver al servicio como policía reclutado.

La decisión final fue que T.O.P no es apto para reanudar el servicio en su posición anterior; según los informes, el departamento de policía presentará una solicitud a la sede del ejército para una nueva posición para T.O.P.

Si la solicitud es aceptada, T.O.P tendrá que servir como un trabajador de servicio público o un soldado de reserva de tiempo completo para terminar su servicio obligatorio.