Tras verse implicado en el caso del chat grupal donde compartían vídeos sexuales, además de ser acusado de sobornar a la policía, Choi Jong Hoon dejó FTIsland y se retiró de la industria del entretenimiento.

FNC Entertainment, la que era su agencia, se ha pronunciado ante la situación a través del siguiente comunicado:

“Por lo que sabemos, hizo su declaración personal sobre este incidente en las investigaciones policiales. La compañía no conoce los detalles al respecto. Hemos compartido el progreso de la situación en base a sus reclamos hasta ahora, pero decidimos que nuestra relación de confianza mutua ya no puede continuar debido a repetidas declaraciones contradictorias. Su contrato exclusivo ya ha sido rescindido».

Por lo tanto, FNC Entertainment ha dado a conocer que Choi Jong Hoon ya no forma parte de la empresa.

Anuncios