El 16 de abril se cumplen 6 años desde una de las tragedias más importantes vividas en Corea del Sur; El desastre del Ferry Sewol.

El ferry Sewol, con destino a la isla de Jeju en Corea del Sur, comenzó a hundirse. A bordo viajaban 476 pasajeros, incluidos 325 estudiantes en un viaje escolar. 

Un pasajero había hecho una llamada de emergencia a las 8:52 am, y a través de comunicaciones por radio se notificó el accidente a las autoridades. El ferry continuó hundiéndose.

barco sewol corea

Llegó un solo bote patrulla y el capitán escapó del barco a las 9:47 am. Nadie había pedido a los pasajeros que evacuaran.

En las próximas horas, la operación de rescate nunca se intensificó. No cuando los pasajeros con chalecos salvavidas comenzaron a saltar del barco, ni cuando el ferry se inclinó por completo, y tampoco cuando se hundió de modo que solo su proa permanecía sobre el agua.

Más de 300 personas, en su mayoría escolares, habían perdido la vida.

A raíz de esto, un grupo de buzos civiles vino a ayudar en los esfuerzos de rescate de los guardacostas. Durante meses recuperaron los cuerpos y las pertenencias de las víctimas. 

Las protestas públicas, y los pedidos de justicia de las familias de las víctimas, también ayudarían a impulsar la destitución del presidente Park Geun-hye en 2017.

De hecho, hoy en día se sigue luchando por la investigación del desastre del Ferry Sewol. Los supervivientes de aquella tragedia se preguntan por qué tardaron tanto en ir a rescatarlos.

Tampoco entienden que no comenzaran a evacuar a todas las personas, si no que les pidieron que se quedasen en sus habitaciones.

Por el momento, nadie ha sido castigado salvo el capitán del barco, quien debe permanecer en la cárcel por 36 años.

Las familias de las víctimas piden que sigamos recordando el 16 de abril para seguir luchando, y para no volver a repetir el mismo error.